CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

jueves, 19 de abril de 2007

Gracias Dios mío


Y de pronto…

El camino comenzó a transformarse y surgieron las flores abriendo sus pétalos con nuevos aromas. Los picaflores sorbieron del néctar. Y aquellas semillas que sembré entre lágrimas en cado paso dado, en cada herida abierta cuando sonreía a pesar de todo, están dando brotes.

Necesité comprender que sola no puedo, me dejé llevar y Aquel que espera al final del camino, me tomó en sus brazos y fueron sus huellas las que quedaron grabadas en el tramo arduo de este recorrido.

Gracias Señor

8 comentarios:

Anubis dijo...

Mamita, nunca podemos solos, siempre está la mano de Dios que nos sostiene, nos ayuda y nos acompaña.

Me gustó este escrito, corto, simple, sencillo y sin embargo transmite tanto, no?.

Besitos y sigo dando cueltitas por aca :D

MentesSueltas dijo...

Hermoso... repleto de bellas sensaciones.

Dejo un abrazote con mucha energía desde Buenos Aires.

MentesSueltas

A veces yo dijo...

Esperanzador....asi lo senti y lo agradezco
Abrazos

Paz dijo...

Amèn querida amiga y desde aqui hago contigo la oraciòn de gratitud.

Paz/

Ana R dijo...

Siempre hay una esperanza que aguarda. O las creencias que nos vuelven firmes...

Un abrazo

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Feliz renacer, que tu aterrizaje en el jardín de la alegría sea para siempre.
Un beso.

el angel de las mil violetas dijo...

por eso estamos todos contigo...
Besitos

Muxica dijo...

Precioso tu escrito.
Parece que ya esta arreglado. ya no me tira tu blog. espero poder seguir visitandote todos los días.
Un abrazo
Tambien doy gracias.
besosssssssssssssss