CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

domingo, 11 de febrero de 2007

EN LA DISTANCIA

Su voz ahogada por las lágrimas en la mañana del domingo.

_ Mí ángel, te hablo solo un momento. Te necesito.


_ Sí Chavito, acá estoy como siempre para vos. ¿Qué ocurrió?


La tarde anterior había estado feliz contándome sus proyectos.


_ Estoy muy mal mi ángel, es madrugada y estoy muy triste, le escuché decir apenas en un susurro a través del aparato del teléfono.


_ ¿Dónde estás?


_En la ruta, en el desierto. Me respondió a miles de kilómetros, en ese país del norte al que llegó de México buscando un trabajo más digno que criar ovejas ajenas y donde sólo encontró desarraigo y dolor.


_ Necesito que me digas algo mi ángel.


Así me llama desde que nos descubrimos hace ya dos años.


_ Dime ¿Dios existe?


Sí mi Chavito, le dije. Lo sabrás en un rato, cuando veas salir el sol.



_ Entonces creo que no podré reunirme contigo, dijo. Hice algo muy malo.

Y entre sollozos me contó su caída, su vergüenza.

-¿Aún me querrás? _Ya no podré entrar al cielo.

_ Sí entrarás, y sí te quiero, le respondí. No olvides que yo iré primero, tal vez muy pronto y desde allí te guiaré.

Tenemos esa cita pendiente.

Poco a poco se fue calmando y yo sentía que no había distancia y que estaba acunando a ese hombre rústico, manos de obrero, alma de niño que me eligió para ser su ángel.



5 comentarios:

HARLY dijo...

Hola mi CHAVITA. Que bello y que cariñosa.
Vengo a darte las gracias por tu angélica visita.
Gracias por dejar tus plumitas de ángel azul en mi rincón. Parte con cuidado y vuelve pronto para que me cuentes tus sueños de ÁNGEL AZUL.
Llévate de este borracho de amor un beso muy grande.
HARLY

Ana R dijo...

El milagro que puede obrar una palabra dicha tiempo es como ese abrazo que nos aceca porque es dado a tiempo.

Uno enorme para tí

elangeldelasmilvioletas dijo...

a mi me parece que mi ángel de la guarda me dejo de lado...
besos.

Ana R dijo...

Hoy llegué hasta aqui , en un afán de acortar distancias y dejarte un abrazo.

HARLY dijo...

Hola de nuevo.
¿Donde estas? Que tus alas azules te traigan pronto de nuevo hasta nosotros.
Un beso y no olvides que "El TREN DE LA VIDA" es aquel que nos marca el destino