CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

martes, 30 de enero de 2007

UN INSTANTE...


En un punto del tiempo. En un lugar del camino ocurrió.


No sabemos ni cuándo ni dónde pero ocurrió.


Tal vez fue en una esquina de Buenos Aires.


Yo invariablemente con prisa, siempre corriendo, te llevé por delante.
_ Perdón, te dije. Siempre pido perdón: Perdón por nacer, perdón por vivir, perdón por si herí.


Inclinaste la cabeza para verme. Tus ojos color océano y los míos color miel se encontraron. Fue un instante.


La marea humana me empujó obligándome a seguir.


Al irme sentí el roce de tu brazo y me estremecí. Te estremeciste.


El encuentro ocurrió en algún momento y ese breve instante quedó capturado en el tiempo y el espacio para la eternidad.


Tu piel y mi piel. Tu mirada y mi mirada. El océano salado y la dulce miel como polos opuestos buscándose, hurgando en el camino, queriendo encontrarse.
Conociéndose de siempre.

3 comentarios:

elangeldelasmilvioletas dijo...

me encanta. precioso.

HARLY dijo...

Hola ángel azul:
Me encanta como escribes, felicidades.
Agradecer tu comentario en elangeldelasmilvioletas.
Vendre a verte de vez en cuando.
Gracias amiga.
HARLY www.harly.es
PD. ya se ha subido mi página. Te invito al foro cuando quieras. También es tu casa.

Eros dijo...

Inclinaste la cabeza para verme. Mis ojos color océano y los tuyos color miel se encontraron. Fue un instante.
El encuentro ocurrió y ese breve instante quedó para la eternidad.
Te impregno con mi esencia...
Eros....